Contador de lectores vía feed.

sábado, 8 de octubre de 2016

Gravity.





Te amé más que a mi vida, que a mis muertos, 
más que a mi colección de Billy Hollyday,
que a todos mis anuarios
de la buena de Marilyn en bolas.

Más que a aquel corazón que desvirgué en otoño
y al que le prometí recogería
cuando tuviera pasta en la alcancía,

más que a su voz soprano que timbraba
en la parada orgasmos de falsete
mientras el bus nocturno demoraba.
Aún extraño su agreste soniquete.

Más,
que a sus serviles alas de alondra que mangaban
naranjas a su jefe y platanitos
para este buen cabrón que se corría
la juerga padre hasta rayar el día,
nunca tubo gandinga  para echarme.
No me dejes sin tí, siempre decía.

Más que a los baños turcos que le daba
su mano niña a mi cantar de niño,
más que a los treinta días con sus noches
que haciendo calendario forman años.
Cinco gozó en su cuarto mi derroche.

Cuánto dolió dejar a esa Lupin(a) Arsenia.
Traidor, eso me dijo, entre otras cosas,
cuando supo que alguien en España
me había puesto en el muslo sus cilicios,
junto a la femoral, ¡qué gran putada!
—La concha de tu madre, eso también lo dijo...

De modo que te quise tanto y tanto...

dueña de mis cilicios,
más que al globo terráqueo,
reina de mis solsticios,
hija de perra, ingrata,
más que a mi sangre, vida,
más que a mi santa madre, 
mi puta consentida.

Solo quiero aclarar que este cabrón, tan hombre,
aún te sigue queriendo como un crío.





Volverás (Concha Buika)

Cerró la puerta sin decir adiós,
nunca volví a verla nunca más volvió,
como yo te quise nadie, nadie te ha querido,
insensata mía, por qué te has ido. 


Y me dejaste sola como el mar,
yo vivo como el aire libre pero sin saber a donde va,
y nadie nadie nadie te ha querido,
insensata loca, por qué te has ido.

Tú volverás, y
cuando tú regreses amor, 
verás como alguien quizo ocupar 
mi pobre corazón 
por ti, y ya verás
como tú a mí me pides perdón,
y yo que ya estoy loca de amor 
yo voy y te perdono.

No eran tan falsas aquellas mentiras,
ni tan verdaderas tus verdades favoritas,
no fueron tan callados aquellos silencios,
no fueron tan malos algunos momentos,
si ahora te marchas, vete para siempre,
no te des la vuelta que las vueltas siempre duelen,
y abre la ventana que da al paraíso, 

y olvidame si puedes,

que yo no he podido.

Tú volverás...

16 comentarios:

  1. Porque cuando hay amor... se tatúa el sentimiento aunque en ciertos momentos se nuble la razón.

    Mil besitos, Jonh.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Auroratris, el amor es el alma de todo, la verdadera fuerza que mueve la tierra.

      Gracias por la visita y comentarios, querida amiga.

      Eliminar
  2. Qué arma tan poderosa la palabra, Jonh, capaz de abrir puertas invisibles, llevarte a los paisajes más íntimos del corazón y ver en los espejos del poema el rostro del poeta y, a veces, hasta el propio.
    Un gran trabajo, amigo mío. Me ha encantado.
    Un abrazo.
    Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María!!! Tú entiendes más que nadie de dejarse la piel y el corazón en los versos. Me ha encantado el comentario viniendo de ti, una poeta inmensa.

      Abrazo poético desde el fondo de mí.

      Eliminar
  3. Vengo desde el blog de Ariel, allá leí un comentario tuyo y quise venir a conocer tu blog, me quedo un ratito por aquí para ir descubriendo tu manera de transmitir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al Tatuaje, María Perlada. Espero que la estancia y el paseo sean agradables, y que disfrutes de mis espacios, tanto en prosa como en verso, aunque no sea yo un excelente literato. Espero no decepcionarte.

      Mil gracias por la lectura, paseo y comentarios.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. El amor es así de caprichoso, y, cuando se clava, arranca de cuajo mostrándose en el más íntimo del sentir, descubriendo la desnudez de estas letras, sentimiento puro.

    Besos, John.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, los amores vienen bien para versar, aunque tú ya sabes por experiencia propia que la mayor ventaja de escribir es que uno no tiene que soltarle pasta a los psicoanalistas para saber qué es lo que ocurre en el corazón, con escribirse sinceramente basta, la escritura es como un espejo, totalmente, y los espejos nunca mienten.

      Abrazo.

      Eliminar
  5. Puesta toda la pasión en este poema, toda la furia, se ve la talla de tu Literatura y el talento para expresar las emociones intensas, las que brotan como una tempestad, desde las entrañas, con las palabras que se dicen y las que solo se piensan. Contundente trabajo Jonh. ¡Felicitaciones poeta!
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ariel, gracias por el elogio, compañero de lucha,mi agradecimiento por la visita y valoración del poema, se que te gusta mucho la poesía y que en algún momento futuro saldrá el poeta interior, acojo tus vistas con mucha alegría ya que los dos peleamos duro por hacer los textos mejores sin perder el disfrute, que es de lo que se trata.

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. Ahora entiendo cuando en un comentario decías que eras poeta. ¡Qué pasión! Me ha gustado cómo los versos comienzan dulces, apasionados y poco a poco se van endureciendo hasta la crudeza que nace del dolor. Fantástico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por la lectura del poema David, yo no me siento narrador, sino poeta, los versos son sin lugar a dudas el territorio donde yo encuentro mi libertad.

      Un abrazo y gracias por acercarte al Tatuaje.

      Eliminar
  7. Me caga cuando alguien le dice a otro: Olvídala ya, o Cómo es posible que sigas pensando en ella.
    En el amor no se dan órdenes, sólo pasa lo que pasa cuando se le da su puta gana pasar.
    Abrazos mi buen Jonh

    ResponderEliminar
  8. Aunque, desde otro hemisferio te hallo el rastro, no voy a hablar de tu destreza actual o de tu nueva talla. Es que encuentro un olor en cada letra que no olvido y una esencia que por mucho lustre no se borra.
    Si corrió un gran torrente bajo el puente... el color y olor del agua, son los mismos, no se perfumó ni se hizo el agua, oscura.

    Te quiero amigo, de andadas nóveles y puras! Abrazos .

    ResponderEliminar
  9. Jajaja, que alegría a tu visita, Miriam Paz. Felicitaciones por ese poemario.

    Supongo que sí, la técnica me ha donado un poco (para bien) pero la esencia de mi palabra sigue estando.


    Gracias una vez más Miriam por tu apoyo y compañía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, que alegría a tu visita, Miriam Paz. Felicitaciones por ese poemario.

    Supongo que sí, la técnica me ha donado un poco (para bien) pero la esencia de mi palabra sigue estando.


    Gracias una vez más Miriam por tu apoyo y compañía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar