Contador de lectores vía feed.

domingo, 20 de diciembre de 2015

Fuerza extraña.









A Eva Lucía Armas, la Cinderella más especial y valiente que ha conocido mi espíritu de navegante.





Cinderella.

Que redes transparentes pueden tejer mis manos de naviero
para poner a salvo tu trenza de Rapunzel.

Supongo
que por eso y para esto
me pariste poeta y navegante.

Para que te dibuje con el arco tensado
apuntando a la diana,
como una Cenicienta que corrompe
la tradición del piecesillo débil
hundido en el zapato,
danzando libre
sobre ese antiguo mito de cristal
sin daños ni prejuicios,
sin príncipes inútiles.

Sin dilemas.





La buena estrella.

Algunas noches
no quiero ser marino.
Solo Goriot*.

Ese Goriot tan francés y abnegado
que ofrece sus rodillas
a tu joven ventura
y bebe sopa amarga con migas de pan duro
sin quejarse durante todo el año.
Y el otro,
y el siguiente.
Para cumplir con todos tus caprichos.

Mi botín a los vientos
para limpiar tu estrella.

Pero no necesitas un Goriot,
sino a este Draco de papel
que mata
a puros cañonazos,
a los caimanes fieros de la ciénaga
que veneran a Giorgio*.

Un igual que conozca la magnitud y el peso
de tu terrible caja de pandora.




Fuerza extraña.

Ya no me digas más que venda el barco.

Ya no me digas
que marcharás sin mí,
que se me rompen todos los espejos
en locos pedacitos
y no tengo las fuerzas
para traer del Congo si hace falta
hechiceros que borren mis tormentos.

Ya no me digas más: los marinos no lloran.

Ya no me pidas
que levante mi vela de corsario
cuando dices rebelde,
sin que tiemble una sola molécula en tu gesto:

Ya he saldado mis deudas, viejo Draco,
y ya puedo tirarme
desde el palo mayor cuando yo entienda.

Ya no me digas
que te me vas de mí,
ni en un quizá con la boca pequeña,
ni en un tal vez o un posible, imposible
futuro de mi historia,
mi estrellita polar, mi fuerza extraña.

Abre tu libro inédito de versos
mientras te llevo lejos en mi alfombra
allá ni donde dios pueda empañar tu paz,

mágica Sherezade.





Sonando durante la edición:








n. del a: *Goriot, como referencia a "Papá Goriot", protagonista que da título a la novela  cumbre del escritor francés Honorè de Balzac, publicada en 1835.

*Giorgio: Giorgio Armani, famoso diseñador italiano de moda masculina.










sábado, 12 de diciembre de 2015

Mamá, quiero ser sonetista.











Querido Juan Ramón, pido un soneto
como quien pide en medio de una fiesta
vuelen al aire ritmos de bolero
para amarrarse al cuerpo de una hembra.

Tu abolengo y montura, moguereño,
inalcanzables  son para mi empresa.
Lánzame un cable a tierra, viejo arriero,
desde tus anchos vuelos de poeta.

Pues de catorce patas y once nudos
se presenta la bestia ante mis ojos
retándome a montarla en desafío.

Si domarla consigo, te aseguro,
la bulla va a escucharse en "Alto Songo".
En su grupa violenta voy mecido.




jueves, 10 de diciembre de 2015

Libertaria.











(A Eva)


Llevo tu verso
bajo la piel tatuado a fuego vivo
dibujando un camino floreciente
de sándalos y seda.

Incandescente brilla,
como esfinge totémica en mi proa
tu verso de mujer descalza y sin Adanes
corriendo en libertad por la floresta
de tu Edén sin manzanas,
tu verbo en carne viva junto a mi cicatriz de navegante
como  daga longeva que redime
la cólera del viento.

Tu vela es mi sextante.

El batiscafo
que urga en los sietes mares y despierta
mi "Francis Drake" dormido
clamando en la distancia
resucite
su viejo "Golden hind"
y su patente corso.